Noticias

El público está acostumbrado a que los regresos de las grandes leyendas de la música y sobre todo del rock, sean fascinantes. Cuando una banda que logra una enorme popularidad se separa

y luego anuncia su vuelta a los escenarios, todos esperan que sea un momento perfecto. Y eso fue lo ocurrió cuando el pasado 1 de abril en un bar de Hollywood, los Guns N” Roses apabullaron por sorpresa a los 500 asistentes que disfrutaron de 4 temas clásicos del grupo luego de 22 años de haberse separado. Posteriormente, la banda anunció por conferencia de prensa que estaban preparando un “regreso extraordinario” con diversas actuaciones sorpresas por territorio norteamericano. Pero, la vuelta a los escenarios de Axl Rose y compañía sumó una extensa gira mundial que los traerá el próximo 4 de noviembre a la Argentina. Además de presentarse en Buenos Aires, el grupo lo hará con anterioridad en México, Perú, Chile, Brasil, Colombia y cerrarán en Costa Rica. Los “desprolijos del hard rock” habían visitado nuestro país en su momento de mayor furor, en 1992 y 1993, ocasión en la que actuó por última vez con su formación histórica original en publicitados, y memorables conciertos. Guns N” Roses se formó en 1986 y hasta el presente lleva vendido 96 millones de discos en todo el planeta, destacándose su segundo disco “Apetito por la destrucción”, editado en 1987 y que vendió 32 millones de copias. Además las canciones de ese álbum “Mi dulce nena”, “Bienvenidos a la Jungla” y “Ciudad Paraíso” se mantuvieron durante 17 semanas consecutivas entre los primeros 10 puestos del ránking Billboard norteamericano.