Noticias

Se trata de Maximiliano Rugolo y Francisco Kuhar, quienes fueron seleccionados para presentar el proyecto en INNOVAR 2015. Los residuos de la industria maderera patagónica son un problema para muchos establecimientos forestales. Algunos hongos degradadores comunes en los bosques son capaces de transformar estos residuos en un aglomerado de características semejantes al poliestireno expandido (Telgopor). Dado que el poliestireno es muy difícil de degradar y está siendo prohibido en muchos lugares del mundo, esta alternativa es promisoria en el reemplazo gradual de los clásicos envases de alimentos, contenedores de electrodomésticos, y aislantes térmicos hechos de telgopor. Desde el Área de Protección Forestal del CIEFAP, en colaboración con el INTI y PROPLAME-PRHIDEB (UBA-CONICET), el equipo de investigadores integrado por Rugulo y Kuhar está adaptando la producción de este bioaglomerado a los residuos forestales utilizando diversas especies de hongos. Los resultados son alentadores y el proceso se encuentra optimizado para producir a escala media todo tipo de productos basados en este material. Francisco Kuhar nos cuenta que esta idea comenzó a desarrollarse en simultáneo en distintos centros de investigación y que “el desafío institucional consiste en utilizar hongos de los bosques andinos, adaptados a las condiciones imperantes en la región, y manipular la producción de manera tal que este material tenga las características deseadas para cada aplicación. Esta manipulación consiste en seleccionar las especies de hongos, los tiempos de maduración y diversos aspectos nutricionales de los residuos, de manera que el bioaglomerado sea resistente y no se deforme durante el secado”. El proyecto fue seleccionado para participar recientemente en el concurso nacional INNOVAR 2015, del que forman parte las investigaciones e innovaciones destacadas a nivel federal. En palabras de Rugolo “la experiencia fue muy positiva. Realmente se pudo mostrar el producto que nosotros generamos, nos contactamos con gente del sector que tienen mucho interés por el producto, tanto gente que realiza plantines y le interesa por el lado de las macetas como para generar un producto biodegradable en reemplazo de las macetas plásticas como también gente del sector del diseño industrial que le interesaría realizar algunas piezas para reemplazar otras que tienen mucho desgaste en maquinarias. Les interesa porque es un material más rápido y económica a desarrollar”. “También hubo mucho interés por un desarrollo masivo a gran escala del producto, en el cual por ahora nosotros tenemos poco desarrollo y también están interesados en financiar éste crecimiento y hacerlo más extensivo”, contó el joven investigador. La investigación y aplicación realizada en el CIEFAP es pionera en Argentina y tiene un gran potencial para todas las regiones ya que se utilizan todos los residuos forestales como pueden ser virutas, aserrines, pajas de cereales y cascarillas de semilla, entre otros. Los productos que se pueden realizar a partir de este material son: principalmente planchuelas que se usan como material aislante térmico y y/o acústico y cumple las mismas funciones que el telgopor. También se puede utilizar como embalaje, para hacer macetas (donde al ir al suelo se reintegran los nutrientes), etc. Maximiliano cuenta que en INNOVAR “al ir tanta gente del sector científico como también el sector productor empresario nos permitió hacer contactos y nuestro interés es ese: darlo a conocer para ver si surge una posibilidad a gran escala”. Desde el CIEFAP se busca trabajar en asociación con diversos organismos I+D+i y asociación con el sector privado, para desarrollos tecnológicos sustentables, revalorizando residuos y ofreciendo soluciones a diversos problemas. En esta nueva etapa del CIEFAP se fortalecerá las vinculaciones público privadas a través de la puesta en marcha del Parque Científico Tecnológico Agroforestal del Campus CIEFAP. Innovar 2015 El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, a través del Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación, realiza todos los años el Concurso Nacional de Innovaciones Innovar destinado a estimular y difundir los procesos de transferencia de conocimientos y tecnología, aplicados a productos y procesos que mejoren la calidad de vida de la sociedad y permitan sustituir productos importados, regenerando la trama productiva del país. El certamen además se propone motivar el interés de los más jóvenes por la ciencia, la tecnología y la innovación. El proyecto del CIEFAP fue seleccionado entre 1400 trabajos de todo el país para participar de esta experiencia.