laimagen_logo_250.png

Portal de noticias y banco de imágenes

Jueves 23 Noviembre de  2017 23:12

Noticias

La cartera sanitaria, que conduce José Manuel Corchuelo Blasco, trabaja “con la premisa del abordaje integral y la importancia de articular entre actores e instituciones, si queremos dar una ayuda efectiva a la persona que atraviesa un problema de adicción”, sostuvo María Paula Baudés, al poner en valor las acciones desarrolladas desde el área a su cargo, en ocasión de haberse conmemorado el viernes el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. La directora de Prevención y Asistencia de las Adicciones del Ministerio de Salud provincial, María Paula Baudés, destacó que Chubut “cuenta con una red de seis Centros de Día ubicados en las principales ciudades de la provincia, Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel y Rawson, donde se brinda contención, orientación y tratamiento en relación al consumo y abuso de sustancias”. La referente de la cartera sanitaria provincial, que conduce José Manuel Corchuelo Blasco, efectuó las declaraciones en ocasión de haberse conmemorado el viernes 26 de junio el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Al respecto, Baudés señaló que “actualmente se trabaja en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657/10, que establece que las adicciones deben ser abordadas como parte integrantes de las políticas de salud mental, y desde el Ministerio de Salud desarrollamos diferentes estrategias de asistencia y prevención del consumo problemático de sustancias y otras conductas compulsivas”. Alcohol y tabaco: las sustancias de mayor consumo Asimismo, la referente del Ministerio de Salud indicó que “el alcohol y el tabaco son las dos sustancias de mayor consumo y que más daño provocan, especialmente a las poblaciones denominadas de riesgo, como son los jóvenes, las embarazadas y los ancianos”. Con respecto al alcohol “debemos prestar mayor cuidado y ser claros con el mensaje que transmitimos, especialmente a los jóvenes por la etapa de desarrollo en la que están y su alta exposición y vulnerabilidad frente a esta sustancia, apelando a actuar en conjunto con la familia como primera medida, y con el ámbito municipal en el control de la venta, que está prohibido a menores de edad”, precisó. “Es de suma importancia que se sientan convocados a intervenir todos los actores, no solo de Salud sino también de entidades municipales, otros organismos del Estado y la sociedad civil, ya que todos tenemos algo para hacer, acciones que promuevan el acceso de las personas a sus derechos básicos, como son educarse, tener una vivienda y participar de actividades recreativas, que también hacen a la promoción de la salud y a construir una sociedad más inclusiva”, destacó Baudés. Abordaje integral Por otra parte, la funcionaria provincial precisó que “desde lo asistencial se busca un abordaje acorde al caso, considerando los aspectos psicológicos, clínicos y vinculares de la persona”, y manifestó que “estamos en un escenario cambiante y complejo, y si bien son múltiples los factores que inciden en el consumo, tenemos la responsabilidad de asistir a las personas con esta problemática”. “Desde los Centros de Día de Adicciones trabajamos con la premisa del abordaje integral y la importancia de articular entre actores e instituciones, si queremos dar una ayuda efectiva a la persona que atraviesa un problema de adicción”, remarcó la referente del Ministerio de Salud del Chubut. Además explicó que “la asistencia es la tarea que principalmente nos convoca, pero también es un desafío profundizar en la prevención, que es un punto importante pues se trata de informar, concientizar y anticiparse a que las cosas sucedan. Para ello trabajamos junto a otros organismos en estrategias específicas, en acciones que promuevan hábitos saludables de vida”. Nuevo paradigma Por último, Baudés comentó que “la ley nacional, en su decreto reglamentario, dice que el modelo a aplicar debe ser el de reducción de daños”, pero aclaró que “el punto es que durante años el modelo imperante y tomado por las instituciones fue el abstencionista, que se ponía como objetivo el consumo cero de cualquier sustancia”, por lo que “hoy estamos discutiendo y empezando a revisar conceptos y prácticas para adentrarnos en este nuevo paradigma”. De todos modos, “siempre se puso énfasis en que la estrategia a seguir en cuanto a la reducción total o no, dependerá de la particularidad de cada persona y su situación de salud en relación con el consumo”, finalizó.

Lo último

  • 1
BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates