Noticias

Provincia y Nación firmaron el acuerdo que permite avanzar en la implementación. Trelew será la primera ciudad en poner en marcha el sistema, y en tres meses toda la provincia estará cubierta. Sigue vigente el Transporte Educativo Gratuito, y los vouchers serán reemplazados por la tarjeta. La SUBE brinda más comodidad a los usuarios y seguridad a los choferes, al tiempo que permite un mayor control por parte del Estado.

 

El ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Transporte del Chubut, Javier Touriñán, rubricó hoy en Buenos Aires el acuerdo de adhesión de la provincia a la tarjeta electrónica SUBE. El documento, que también lleva la firma del ministro de Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, permite que en 45 días comience a implementarse este sistema en los colectivos que circulan por las calles chubutenses.

 

“La primera ciudad en incorporar la SUBE va a ser Trelew, donde las máquinas ya están compradas, y luego vamos a avanzar con Madryn y Comodoro, para luego incorporar a la zona cordillerana y al transporte interurbano. En tres meses esperamos tener toda la provincia cubierta”, explicó Touriñán.

 

El funcionario remarcó que “los usuarios de la tarjeta SUBE van a contar con una tarifa un 40 por ciento menor, a partir del esquema de subsidios que se aplican desde el fideicomiso al cual adherimos hoy”.

 

Esta tarjeta, agregó, “será la misma que se utiliza en otras ciudades del país, se puede cargar en los kioscos o a través del home banking, y los chubutenses la van a poder usar no sólo en la provincia sino en todos los lugares donde ya funciona el sistema”.

 

Asimismo, indicó que “seguirá vigente el Transporte Educativo Gratuito que implementó el gobernador Buzzi”, detallando que “en lugar de los vouchers que se entregan actualmente, que generan molestias a los pasajeros, los datos se van a cargar directamente en la tarjeta lo cual se traduce en plena comodidad”. De la misma manera –precisó- seguirán vigentes los beneficios que actualmente se aplican a jubilados y veteranos de Malvinas.

 

Touriñán también remarcó que la implementación de la tarjeta SUBE significará “mayor seguridad para los choferes de colectivo, que van a dejar de manejar dinero en efectivo”.

 

“Este acuerdo de adhesión es fruto de más de un año de trabajo en conjunto con Nación”, sostuvo Touriñán, para luego apuntar que el sistema SUBE “también significa beneficios para el Estado, ya que automatiza el control y brinda información sobre la cantidad de viajes y los kilómetros que recorren las unidades, lo cual permite optimizar la asignación de recursos”.