Noticias

La compañía Hisense no quiso pasar desapercibida en el congreso mundial de móviles por lo que presentó su nuevo smartphone con doble pantalla. Si bien la compañía se caracteriza por fabricar electrodomésticos, desde hace un tiempo comenzó a explorar el mercado de los smartphones, un universo donde busca dejar su huella. Si bien no es único en su tipo, ya que el móvil ruso YotaPhone cuenta con la misma particularidad, no deja de llamar la atención. Sin dudas es un diferencial que vale la pena destacar. El equipo cuenta con una pantalla principal de 5,5 pulgadas, AMOLED FullHD; en tanto que la secundaria es 5,2 pulgadas, de tinta electrónica y ofrece una resolución de 960 x 540 píxeles. Al tener dos pantallas es posible configurar diferentes elementos en cada una de ellas. Además, la de tinta electrónica consume mucho menos energía que la principal, con lo cual es una gran alternativa para cuando el celular se está quedando sin batería. A su vez, la tinta electrónica cansa menos la vista (es como la que se usa en los Kindle) con lo cual es ideal para los lectores asiduos. El corazón del móvil tiene características de gama media. Está integrado por un procesador Snapdragon 430, y una batería de 3.100 mAh. Cuenta con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno. Además, la cámara principal de 16 MP y la frontal, de 5 MP. El equipo se lanzará al mercado recién a partir de la segunda mitad de año y su valor estimado, es de 499 euros. El otro equipo que presentó Hisense es el Rock C30, un teléfono robusto que es capaz de resistir las pruebas más desafiantes. Durante las demos se lo tiró de una escalera, se lo hundió en una pileta y hasta se lo usó para partir una nuez y sobrevivió.