Noticias

Lo dijo el subgerente general Comercial del Banco del Chubut, Dionisio Segovia. El programa de financiamiento que promueve el gobernador Martín Buzzi a través de la entidad, tiene un tope de 400.000 pesos en 96 cuotas, con un período de gracia de cuatro meses. La iniciativa apunta a unificar y reprogramar los pagos mensuales que los empleados públicos deben realizar en concepto de créditos, préstamos o compras en cuotas, evitando que la sumatoria de los mismos se eleve por encima del 30% del ingreso, como lo estipulan las normativas del Banco Central. Para el acceso a este programa es necesario que los empleados estatales perciban sus haberes en el Banco del Chubut, y cuenten con al menos un año de antigüedad laboral.

 

Desde el 1 de junio las sucursales del Banco del Chubut de toda la provincia recepcionarán las solicitudes de financiamiento del programa “Volver a Empezar”, planillas que “pueden ser descargadas desde el sitio web del Banco (www.bancochubut.com.ar) y completadas por cada solicitante, ya que se piden datos básicos, información muy sencilla, y se determina la documentación que tiene que presentar”, explicó el subgerente general comercial del Banco del Chubut, Dionisio Segovia.

 

Teniendo en cuenta que “la cartera de clientes para el sector público ronda los 25.000 empleados”, Segovia estimó que este programa tendrá una alta demanda, por lo cual indicó que se habilitó un horario especial, de 15 a 17 horas, para que puedan entregar las solicitudes en la sucursal bancaria donde cobran sus haberes, y donde se les dará un turno -dentro de los siguientes 5 días- para complementar el trámite, evitando así que los empleados “deban pedir permisos en su trabajo para salir a la mañana o pedirse un día de trabajo”.

 

En diálogo con la prensa desde las oficinas administrativas de la entidad bancaria en Comodoro Rivadavia, Segovia remarcó que “es una línea de créditos que implementó el Banco del Chubut a partir del requerimiento de nuestro principal accionista, que es el Estado Provincial”, y que apunta a “llevar un orden a la economía de las familias de nuestros principales clientes, que son los empleados del sector público provincial”.

 

En este sentido señaló que “no se trata de clientes morosos, de hecho el Banco Chubut tiene un índice de morosidad que ronda el 1%, que para el tamaño que tiene nuestra cartera de clientes no es nada”, sino que la financiación “está orientada a unificar y reprogramar créditos y esquemas de pago que los empleados públicos adquirieron con otros organismos”.

 

Dado que la línea de créditos está encuadrada dentro de las normativas del Banco Central, la relación entre la cuota y los ingresos es del 30%. “Esto significa que un empleado que percibe $10.000 va a poder afectar $3.000 a la cuota del crédito”, explicó Segovia, y señaló que “hoy lo que sucede es que muchos empleados tomaron créditos por mutuales o financieras que no contemplan este 30%, y se les suman compras a crédito, con tarjeta y otras financiaciones, y cuando se les suma todo esto y se les descuenta de los haberes, lo que les queda en la cuenta es mucho menos”.

 

Detalles de la financiación

 

Segovia indicó que “la línea cuenta con un monto máximo de $400.000 a reintegrarse en 96 meses, con una cuota aproximada de $350 cada $10.000 solicitados”, y agregó que “tiene un período de gracia de cuatro meses, y esto es novedoso respecto a lo que hay en el régimen financiero y que implica que la primera cuota va a vencer recién al quinto mes de otorgado el crédito”. “Esto es lo que más va ayudar a que se ordenen las economías familiares porque van a haber cuatro meses en los que van a cobrar el suelto completo”, añadió.

 

Por otro lado destacó que “extendimos los plazos de devolución del crédito, que fuera del sistema financiero los plazos rondan los 60 meses para la devolución del crédito personal, y nosotros lo extendimos a 96 meses buscando que las personas que tienen ya tomado el 30% al reducir la cuota pueden tomar un poco más de monto para poder organizarse”.

 

Asimismo señaló que durante todo el período se aplicará una tasa nominal anual fija del 28%, “comparativamente con el resto del sistema financiero es la más baja que hay en el país con carácter fijo”.

 

Requisitos

 

El subgerente informó que pueden acceder a esta línea de financiamiento, empleados de planta permanente y también planta temporaria -bajo determinadas condiciones-, con un año de antigüedad mínima, y mencionó que para la obtención de este crédito “sólo tienen que presentar el último recibo de haberes”.

 

Aclaró que “es una modalidad de otorgamiento de crédito a los solicitantes, pero en el caso que estos tengan deudas con otros bancos, es el mismo Banco Chubut el que realiza la transferencia para que se produzca la cancelación de esa deuda”.

 

En estos casos, los solicitantes “deben llevar una certificación extendida por ese banco con la totalidad de la deuda y el número de cuenta en la cual el Banco del Chubut debe depositar el dinero”, apuntó Segovia. En caso de que cuenten con otro crédito del Banco del Chubut, el otorgamiento del dinero al solicitante se hace posterior a la cancelación de ese crédito con la nueva línea de financiamiento.